El cielo

Título: El cielo, un buen lugar para pasar nuestra eternidadEB001

Texto: Lucas 16:19-31

Introducción: 

De acuerdo al último censo en nuestro país, el 90% tiene se declara un creyente, y el 10% restante dice no tener creencias. Pero cuando uno ve verdaderamente lo que sucede en nuestra sociedad, las leyes que se aprueban, las conductas que se siguen, el pensamiento alejado de Dios, se pregunta si verdaderamente las personas creen en Dios.

Y la respuesta es obvia, creen pero a su manera, son más observantes que practicantes. Por eso el Señor Jesús

Muchos los llamados pocos los escogidos, y también señalo, no todo el que me llama Señor, Señor entrará en el reino de los cielo.

Proposición: Les invito a considerar lo que es cielo, que debemos hacer para estar en él, y nos daremos cuenta que es un excelente lugar para pasar nuestra eternidad.

I-. Qué es cielo

a-. Una creación de Dios: Salmos 8:3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tu formaste.

Salmos 102:25 La tierra, y los cielos son obra de tus manos.

b-.El trono de Dios: Salmos 11:4 Jehová está en su Santo Templo, Jehová tiene en el cielo su trono. 

c-. Un lugar para los Hijos de Dios:

Apocalipsis 7:9-12  Después de esto mire y vi una gran multitud, la cual nadie podía contar, de toda nación tribus, pueblos y lenguas. Estaban delante del trono y en presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas y con palmas en sus manos. Clamaban  a gran voz , diciendo la salvación pertenece a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al cordero.

d-. Un lugar de alabanza a Dios: Apocalipsis 19:6-8 Y oí la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas y como la voz de grandes truenos, que decía aleluya porque el Señor nuestro Dios todo poderoso reina. Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria porque han llegado las bodas del cordero.

e-. Cielo nuevos y tierra nueva, 

Apocalipsis 21:3 El tabernáculo de Dios está ahora con los hombres, El morará con ellos, ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos como su Dios,

V 4 Enjugará Dios toda lagrima de los ojos de Ellos y ya no habrá más muerte, ni llanto ni clamor ni dolor porque las primeras cosas pasaron 

V21 Y la calle de la ciudad era de oro puro, como vidrio trasparente.

V22 en ella no vi templo, porque el Señor todo poderoso es su templo y el cordero.

V23 La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella, porque la Gloria de Dios la ilumina y el cordero es su lumbrera.

II-. Qué impide al hombre ir al Cielo

Romanos 3:23 Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios.   Nuestro pecado nos separa de Dios.

Apocalipsis 21 :7 No entrara en ella ninguna cosa impura o que haga abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida.

Apocalipsis 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios, y hechiceros, los idolatras y todos los mentirosos tendrán sus parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, más la dadiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro. 

III-. Como el Hombre puede ir al cielo.

a-. Arrepentirse: Es dolerse, cambiar de actitud, volverse.

Lucas 3:8 Haced frutos dignos de arrepentimiento.

2 Pedro 3:9 El Señor no retarda su promesa, según algunos tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros , no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

IV-. ¿Qué debemos hacer entonces para heredar el cielo?

Confesar a Jesús como nuestro salvador y Señor.

Romanos 10:9 Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tú corazón que Dios lo levanto de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Sólo debes creer, pero esto debe ser seguido de una acción, hacer y decir lo Cristo hizo.