No te olvides de tu sueño

Título: No te olvides de tu sueño, viene tu milagroEB 004

Texto: Marcos 10: 46-52

Introducción: 

 Felipe Cubillos dijo: existen personas que sueñan con el éxito, pero yo me levanto temprano a conseguirlo.

Otras personas por lo general siguen soñando esperando que algo suceda, pero no hacen nada por alcanzar esos sueños que están en su corazón.

Imagínese el sueño de Bartimeo, el sólo quería ver.

Hoy quiero compartir con Uds. Como hacemos que nuestros sueños se hagan una realidad en Dios.

Nota importante: deben  estar en el propósito de Dios para nuestra vidas. Nuestra responsabilidad es optar por lo que Dios ya ha escogido para nosotros. El quiere que escojamos la vida que Él ha planeado para nosotros. Significa que debemos resolver en nuestro corazón y mente que viviremos todos nuestros días al máximo para él

I-. Nunca debemos perder la esperanza

a-. Salmo 37:9 Pero los que esperan en Jehová heredarán la tierra.

b-. Salmo 40:1 Pacientemente espere a Jehová y el me oyó.

c-. Salmo 42:5 ¿Por qué te abates  alma mía, y te turbas dentro de mi? Espera en Dios, porque aún he de alabarlo, salvación mía y Dios mío..

Bartimeo, fue un hombre que en algún momento pudo ver, ya que la palabra que utiliza para indicar lo que necesita, es recobrar la vista.

Qué paso entonces, no lo sabemos pero el estaba ciego

¿Cuánto tiempo? Tampoco lo sabemos, pero debe ser muy triste para una persona quedar ciego. Luego de poder admirar todo lo que está a nuestro alrededor y luego no ver nada, debe ser algo realmente difícil.

Bueno, para Bartimeo no quedaba otra cosa que pedir limosna. Y 

Por supuesto tenía el sueño de ver por sus propios medios.

Eso era lo que hacia hasta que paso Jesús por aquel lugar, Entonces se llenó esperanza y fe, recordó su sueño y pidió su milagro, ¿por qué?

Porque él escuchó de los milagros de Jesús, y aquello le dio esperanza, ¿Ud ha escuchado de los milagros de Jesús?

¿entonces aquello no debería traer esperanza a su vida?

Es difícil esperar, pero conviene, hay un tiempo de Dios para tu vida, no te canses en la espera, descansa en Dios.

II-.  No puedes pedir de cualquier manera

a-. En el caso de Bartimeo, imagine que se dijo: “esta es la mía”, y gritó a todo pulmón.

Los discípulos lo reprendían , pero la escritura indica que más fuerte gritaba.

Esto nos deja una enseñanza sobre el pedir, no todas las peticiones detienen a Jesús, pero existen peticiones que hacen que se detenga, y te responda.

b-. Lucas 18:1-7 “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?”

No nos podemos cansar ,dice Dios, el responderá tarde o temprano, pero te responderá.

III-.  Aprender a despojarnos

a-. Existen cosas que nos impiden llegar a Dios de mejor manera.

A veces es el pecado, a veces nuestro orgullo, a veces nuestra apatía o muchas veces nuestra incredulidad.

Para Bartimeo, fue una capa. ¿y que es lo que te debes despojar tú?

Creo sinceramente que muchas veces no recibimos porque existe algo que impide nuestra bendición, y no es Dios, esta en nosotros, en nuestros racionamientos y actitudes.

b-. Para nosotros no es fácil despojarse, ya que nos agrada estar de una manera cómoda. Llevar un evangelio a nuestra manera, sin sacrificios, sin responsabilidades, pero si queremos ver un sueño cumplido, o un milagro de Dios, debemos despojarnos.

Recuerde Dios, es Dios, y nosotros no podemos manejar a Dios a nuestro antojo, él es quién debe manejarnos a nosotros por ello debemos aprender a despojarnos y dejarnos moldear por Dios.

IV-. Aprender a Alabar

Lucas 18: 43 dice Al instante recobró la vista y lo seguía glorificando a Dios, y todo el pueblo. Cuando vio aquello dió alabanza a Dios.

Tengas o no tengan aun tu milagro o tu sueño hecho realidad, nuestra responsabilidad es alabar a Dios.

Imagine cuando tenga su sueño hecho realidad, no puedes cansarte de alabarle, y de decir cuan grandes cosas ha hecho Dios contigo.

Esta es una de las claves de recibir un milagro o que  un sueño se haga realidad, mi alabanza a Dios debe permanecer, independiente de mi situación y de mi espera.

Dios busca adoradores en espíritu y en verdad, no por circunstancias o emociones, sino que a pesar de ello le alaben.

Muchos recibieron su milagro y se olvidaron de Dios, siguieron haciendo su vida, pero esto no es lo que pide Dios de nosotros

El pide alabanza. ¿no estas contento con el Dios que tienes?

¿no le amas con todo tú corazón? a pesar que no tengas todo lo que quieres El es digno de alabanza sólo porque es Dios.